Páginas vistas en total

viernes, 13 de abril de 2018

Eliminar el hambre en Asia exige adaptar el sector agrícola al cambio climático

De acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud, en algunos casos, hasta el 90 % de la población de las islas padece sobrepeso.


Nueva York, Naciones Unidas / ciberpasquinero

Pese a los avances logrados, más de la mitad del número de hambrientos en el mundo, 490 millones, continúa concentrándose en el continente asiático. 
Paradójicamente, en algunas zonas del Pacífico el problema es la obesidad.
Para paliar esa situación, los gobiernos de la región de Asia y el Pacífico deben centrarse en lograr el reto de acabar con el hambre para el 2030, indicó el director general de la Organización  para la Alimentación y la Agricultura.
Y para conseguirlo, han de reducir la pobreza rural y ajustar las necesidades del sector agrícola al cambio climático.
"Es fundamental aumentar la fortaleza de las comunidades rurales, en particular de los agricultores familiares, donde aún se concentran la pobreza y el hambre", indicó José Graziano da Silva en la apertura de la Conferencia Regional de la FAO para Asia y el Pacífico.
Da Silva destacó que los países de esa región han conseguido "notables avances" en la reducción de la desnutrición durante las dos últimas décadas y recordó que de los 815 millones de personas que sufrían hambre en el mundo durante 2016, 490 millones estaban ubicados en esa región.
Destacó que el rápido crecimiento económico de la zona no se ha traducido en mayores ingresos para las comunidades rurales.
Para enfrentarse a esa situación, recomendó sistemas de protección social y programas de alimentación escolar que, además de haber probado su eficacia, adquieren productos de proximidad a agricultores familiares.

El cambio climático y la obesidad dos graves obstáculos para las Islas del Pacífico
Los estados más desprotegidos frente al cambio climático son las islas del Pacífico, resaltó Da Silva al recordar que recientemente sufrieron el embate de dos ciclones.
El máximo responsable de la FAO señaló que esta situación ilustra cómo la adaptación de estas naciones al cambio climático y la resistencia ante los desastres "es una cuestión de supervivencia".
Por otro lado, mostró su preocupación por la obesidad ya que, de acuerdo con las cifras de la Organización Mundial de la Salud, en algunos casos, hasta el 90 % de la población de las islas padece sobrepeso.
Una de las soluciones pasa por la promoción de medidas en el sector público. Las políticas nacionales resultan fundamentales para promover la nutrición como un problema de carácter público; es responsabilidad de todos y los consumidores deben ser conscientes de las ventajas e inconvenientes de lo que están comiendo.
"Esto implica educación nutricional, concienciación, así como regulaciones sobre el etiquetado y la publicidad", según Da Silva.
El director general solicitó a los socios internacionales y regionales que contribuyan con apoyo financiero y técnico para poner en práctica el Programa de Acción Mundial sobre Seguridad Alimentaria y Nutrición en los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo.

miércoles, 11 de abril de 2018

Por contaminación, suspenden clases en Zapopan, Tlaquepaque, Tala y Tlajomulco



Debido al incendio forestal registrado desde la tarde del martes 10 de marzo en el Bosque La Primavera, se suspenden actividades escolares en las escuelas de educación básica en los municipios de Tlaquepaque, Tala, Tlajomulco de Zúñiga y Zapopan.
La Secretaría de Educación Jalisco agregó que esta medida se toma por instrucciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), que activó la emergencia atmosférica debido a la contaminación.
Señaló que las labores educativas se reanudarán hasta nuevo aviso, una vez que lo hayan determinado las autoridades de la Semadet y la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco (UEPCBJ).
Indicó que la Secretaría de Educación Jalisco se mantendrá atenta a las instrucciones que se determinen, para proteger la integridad de la comunidad educativa.

Tecos
La Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) informó que debido a la alerta atmosférica activada por las autoridades de Medio Ambiente de Jalisco, se suspende la actividad programada para mañana jueves 12 de abril a las 10:00 horas en sus instalaciones deportivas con motivo del Día Mundial de la Activación Física.
Añadió que a causa del incendio en el Bosque de La Primavera, la Semadet activó este miércoles a las 15:00 horas una alerta atmosférica en la zona metropolitana de Guadalajara, y entre las recomendaciones que pide sean atendidas destaca: minimizar las actividades al aire libre, recreativas y de ejercicio.
Subrayó que ante tal contingencia ambiental y para no poner en riesgo la salud de los alumnos y demás miembros de la comunidad universitaria autónoma, la Dirección de Asunto Estudiantiles y la Federación de Estudiantes de Jalisco, organizadores de la Activación Física, decidieron suspenderla y seguir atentos a las indicaciones de las autoridades ambientales del estado.
A su vez el ITESO suspende actividades este miércoles por la contingencia atmosférica debido a las condiciones del aire en la zona y a la alerta decretada por las autoridades por el incendio en La Primavera.
Precisó que se suspenden todas las actividades hoy en el campus a partir de las 17:30 horas, las clases y labores académicas y administrativas se reanudarán mañana de no existir condiciones ambientales para ello.

-- 
Somos
Ciberpasquinero

lunes, 2 de abril de 2018

Aumenta el uso de celulares en escuelas de USA

Maestros aprovechan la tecnología en esta época donde muchas escuelas les dan a los alumnos laptops y tabletas para que puedan usar la infinidad de programas y aplicaciones educativas disponibles hoy en día.  



Estados Unidos / ciberpasquinero

Los celulares son cada vez más aceptados en las aulas de clases de Estados Unidos, a medida que las escuelas ceden a la petición de los padres de estar en contacto con sus hijos y los maestros comienzan a usarlos como herramientas didácticas.  
El porcentaje de escuelas públicas de educación básica que prohibía el uso de celulares era de 66% en el año escolar 2015-2016, comparado con más del 90% en 2009-2010, según datos recabados por el Centro Nacional de Estadísticas Escolares. 
Entre las escuelas secundarias, el cambio fue aún más pronunciado: de 80% a 35%.  
El sistema educativo más grande del país, el de la ciudad de Nueva York, estuvo entre los primeros en eliminar la prohibición. 
En una época los alumnos tenían que pagar un dólar diario para depositar sus teléfonos en camiones especiales estacionados cerca de la escuela, antes de entrar a clases. 
El alcalde Bill de Blasio cumplió una promesa de campaña cuando derogó esa prohibición en 2015 para hacerle más fácil a los padres mantenerse en contacto con sus hijos.  
El cambio no sorprende a Liz Kolb, profesora de tecnologías educativas en la Universidad de Michigan que ha estudiado el efecto de los celulares en las escuelas desde 2004. 
En esa época, recuerda, estaba casi totalmente prohibido llevar un teléfono a clase. 
Eso empezó a cambiar a medida que más estudiantes, incluso a los 10 años de edad, llevaban los dispositivos.  "Hemos visto cómo muchas escuelas dicen: no voy a resistir esta ola de padres que me llaman molestos porque a sus hijos no se les permite traer el celular a clases", dijo Kolb.  
Incluso los maestros aprovechan la tecnología en esta época donde muchas escuelas les dan a los alumnos laptops y tabletas para que puedan usar la infinidad de programas y aplicaciones educativas disponibles hoy en día.  
"Muchos docentes han caído en la cuenta que tener un celular es como tener una computadora en el bolsillo, así que para ellos es como tener otra herramienta de aprendizaje que beneficia a los chicos y que no le cuesta más dinero a la escuela", dijo Kolb.  

Por ejemplo, hay alumnos que usan una app de diccionario para sus clases de gramática, o que usan Google Translate para aprender otro idioma. 
Hay otras apps como Kahoot! que se pueden conectar a una pizarra electrónica y permite a los alumnos participar en la clase de manera interactiva.  
Sin embargo, otros distritos escolares van en dirección opuesta. 
La junta escolar de Mansfield City, Ohio, pidió el año pasado que todos los alumnos apaguen y guarden sus celulares durante la clase a menos que el maestro diga lo contrario.  
"Los teléfonos celulares son una distracción", se quejó el director del distrito escolar Brian Garverick. "Cuando existe un dispositivo como un iPhone, por ejemplo — y esto no es sólo en nuestro distrito, lo ves en todas partes — se hace evidente que los alumnos hacen más trampa en sus exámenes, o se la pasan enviando textos en clase".