Páginas vistas en total

jueves, 16 de octubre de 2014

Escondido (California), rechaza refugio para migrantes

Una ciudad en el sur de California rechazó un plan para convertir una
casa de ancianos vacía en un refugio para los niños migrantes que
cruzan solos y sin autorización la frontera y que han sido detenidos
por la Patrulla Fronteriza, se informó el jueves.
El concejo de la ciudad de Escondido votó 4-1 el miércoles para
rechazar la propuesta de Southwest Key Programs, un grupo sin fines de
lucro que opera refugios para niños inmigrantes en todo el país,
informó el sitio de noticias UT San Diego (http://bit.ly/1npOeh3 ).
El grupo estuvo representado por la Unión Americana de Libertades
Civiles (ACLU) y argumentó que el refugio en Escondido tendría el
mismo número de habitantes y servicios similares a los de la
residencia de ancianos que una vez ocupó el edificio.
Pero la mayoría del concejo estuvo de acuerdo con una decisión
anterior de la Comisión de Planificación que dijo que la instalación
sería incompatible con el vecindario circundante en el suburbio de San
Diego por razones que incluyen tráfico, seguridad, aparcamiento y el
carácter de la comunidad.
"No se puede comparar un centro de enfermería especializada con un
centro de detención y decir que son la misma cosa", dijo el alcalde
Sam Abed. "Hay una gran diferencia".
La concejal Olga Díaz, candidata opositora de Abed y que busca ser
alcaldesa de la ciudad, votó a favor del proyecto.
Díaz dijo que un análisis que hizo sobre uso del suelo encontró que el
refugio era apropiado por la ubicación. También declaró que apoyaba el
proyecto porque ayudaría a niños necesitados. "Puedo perder una
elección, pero no voy a perder mi humanidad", dijo la candidata.
Unas 85 personas hablaron en la audiencia, algunos a favor del
refugio, pero hubo más opiniones en contra.

Miles de niños migrantes han sido
detenidos por la Patrulla Fronteriza
en el último año y la gran mayoría
provienen de El Salvador,
Guatemala y Honduras.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos coloca a los niños en
centros de acogida hasta que son entregados a tutores, a menudo sus
padres. Estando en libertad, quedan sujetos a procesos de deportación.
Escondido, donde la mitad de la población es hispana, ha tenido varios
debates migración desde 2006, cuando el Ayuntamiento votó para
requerir a arrendatarios comprobar el estatus migratorio de los
inquilinos. Un juez federal bloqueó la ley, que nunca entró en vigor.

--
Somos
Ciberpasquinero

No hay comentarios:

Publicar un comentario